fbpx

“No me siento bien conmigo misma” es sin duda una de las frases que más escucho en mi
consulta. Un sentimiento que puede tener, además muchas otras connotaciones, desde la
sensación de que algo va mal en tu cuerpo, a percibir que no te sientes tranquila, en paz o
que siempre estás demasiado cansada.

En este artículo quiero ayudarte a entender porqué te sientes así y qué puedes hacer al
respecto
, porqué ya sabes lo que siempre te digo, es gran parte de la salud conocer la
enfermedad.

¿Qué pasa cuando una persona se siente muy cansada?, ¿y si el problema es que no se
gusta?

¿Quién puede ayudar a una persona que no encuentra solución a su malestar físico
o psíquico?

Vamos a darle respuesta a todo poco a poco.

¿POR QUÉ ME SIENTO CANSADA Y SIN ENERGÍA?

Lo primero que quiero decirte es que pensar «No me siento bien conmigo misma» es algo habitual. Es muy común que nos sintamos así en algunos momentos de nuestras vidas.

No obstante, la realidad es que en muchas ocasiones, tanto las personas que lo padecen como los sanitarios, lo ignoran. O quizás incluso lo relativizan o en el peor de los casos consideran que es normal y que vivir con ello.

Por eso en el siguiente punto vamos a ver los factores que intervienen en la esfera física y
psíquica.

Sentirse mal físicamente y factores que intervienen para pensar «No me siento bien conmigo misma»

Cuando te hablo de sentirse mal no me refiero a sintomatología específica como: dolor
agudo, tos, picores, dificultad en la respiración, etc.

Quiero hablarte de esos síntomas que, aunque a veces difusos, se alargan en el tiempo y
no parecen tener una causa aparente.

Hablo de síntomas como el dolor muscular difuso (contracturas cervicales, rigidez al movimiento), pesadez en la nuca o en las piernas, malas digestiones, debilidad general, etc.

9 factores que pueden provocar o intervienen en este tipo de malestar

1. Alteraciones tiroides (hipotiroidismo)

La glándula tiroides es la responsable de regular la energía. ¿Te imaginas cuando no funciona bien?

2. Alteraciones de estrógenos

Estas hormonas reproductivas nos dan señales energéticas para estar más o menos activas entre muchas cosas en el deseo sexual.

3. Falta de vitaminas (D y B)

Las personas con falta de vitamina D, la que transformamos con el sol se encuentran cansadas. Y las que les falta las del grupo B les falta energía y tienen ansiedad.

4. Déficit nutricional en proteínas, hidratos y ácidos grasos.

Estar bien alimentado es la base de obtener todas los nutrientes para mantener el cuerpo activo. No obtendremos vitaminas ni minerales sin buenos alimentos.

5. Malas digestiones

Una mala digestión puede ser por una microbiota desequilibrada, por una falta o exceso de acido gástrico, falta de enzimas. Todos ellos necesarios para la absorción alimentaria

6. Toxificación hepática

En el hígado pasa todo lo que llevamos en la sangre para poderse eliminar por orina, sudor, heces. Si se queda sin filtrarse esos tóxicos nos provocarán agotamiento.

7. Otros tóxicos

La contaminación ambiental, la acumulación de metales pesados, y las radiaciones son otros de los tóxicos del organismo

8. Dolor crónico

El dolor crónico afecta mucho al estado emocional y en consecuencia puede provocar apatía, incomodidad, ansiedad, falta movimiento.

9. Otras enfermedades

Autoinmunidad, infecciosas, fibromialgia, cancer…

Como ves, las causas que te pueden hacer pensar «No me siento bien conmigo misma» pueden ser muchas.

Lo importante es determinar en cada caso que está produciendo que te sientas así.

Sentirse mal psíquicamente y factores que intervienen para pensar «No me siento bien conmigo misma»

Cuando decimos «No me siento bien conmigo misma» no solo puede ser por algo físico.

Cada día nos vienen a la mente miles de pensamientos.

Pero es fundamental que sepamos que nos vienen del proceso que hacemos de los estímulos del entorno y de nuestro propio diálogo interno (creencias, prejuicios..).

Sin embargo, muchos de estos pensamientos nos pueden hacer sentir realmente mal, desencadenando emociones que a menudo son muy desagradables: frustración, rabia, ira, tristeza, vacío, inquietud, etc.

Además existen otras causas de malestar que están influenciadas por alteraciones
orgánicas y bioquímicas.

15 factores que pueden provocar o intervienen en nuestro malestar psíquico-mental

  1. Rumiación exagerada
  2. Pensamientos destructivos
  3. Aislamiento social
  4. Infravaloración de una misma
  5. Sentimiento de no merecimiento
  6. Incoherencia emocional
  7. Comportamientos dañinos
  8. Desequilibrio de las hormonas sexuales
  9. Estrés emocional
  10. Déficit de neurotransmisores ( dopamina, serotonina,adrenalina)
  11. Mala nutrición
  12. Disbiosis intestinal
  13. Falta vitaminas, minerales y aminoácidos
  14. Sedentarismo
  15. Enfermedades psiquiátricas y orgánicas.

LA GRAN RELACIÓN CUERPO-MENTE

La cita del latín del siglo I d.C ya nos hablaban de

Mens sana in corpore sano.

¿Cuántas veces habremos escuchado esta frase?

Y es que el proverbio latino del siglo I d.C. ya no hablaba de la relación entre cuerpo y mente, y 20 siglos después esto está más vigente que nunca.

¿Puedes tener un cuerpo sano en una mente insana y a la inversa?

La respuesta es clara: no.

Párate a pensar en lo que sucede cuando no te sientes bien emocionalmente.

Estoy segura de que, aunque sea de manera inconsciente, descuidas tus hábitos saludables. No comes todo lo bien que te gustaría, te olvidas de cuidarte físicamente y hacer ejercicio y tu cuerpo se resiente.

Y es que cuando tenemos estrés no planificamos ni nos queda tiempo para nada.

No me siento bien conmigo misma

¿Cómo se relacionan cuerpo y mente?

Principalmente de dos formas:

Si nuestra mente no está sana, el cuerpo lo sufre.

Cuando la tristeza, las preocupaciones y el estrés aumentan el dolor, disminuye la capacidad inmunitaria, aumenta substancias inflamatorias y se descompensa la microbiota.

En nuestra mente las alteraciones del cuerpo provocan:

  • Desánimo
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Cansancio
  • Pensamientos obsesivos

Interesante, ¿verdad?

Te propongo un ejercicio:

Piensa detenidamente en cómo te sientes ahora mismo y cómo ese estado de ánimo se está manifestando en tu cuerpo.

¿Lo tienes?

El Instituto Europeo de la salud y el bienestar social

Escríbeme si necesitas ayuda para encontrar el equilibrio, estoy aquí para ayudarte.

¿Eras consciente de esta relación entre cuerpo y mente?

¿QUÉ PUEDES HACER PARA SENTIRTE BIEN CONTIGO MISMA?

Quiero que dejes de preguntarte ¿Por qué no me siento bien conmigo misma? y por eso tengo en este post tanta información para ti.

La verdad es que sentirte bien no es un sprint , sino más bien como una carrera de fondo.

¿Lo bueno? Que la recompensa siempre supera con creces el esfuerzo invertido.

Hábitos saludables para sentirte bien

Vamos a repasar algunos hábitos saludables que te ayudarán a sentirte mucho mejor:

  1. Come más verduras, alguna fruta y productos ecológicos y de proximidad.
  2. Haz ejercicio: caminar, gym, cualquier deporte que sea útil para ti y que te divierta.
  3. Tomate un tiempo solo para ti y haz algo que te divierta.
  4. Permítete tener momentos de no hacer nada.
  5. Prémiate con cosas que te gusten.
  6. Intenta acostarte antes de las 12 h y duerme entre 6-8 horas
  7. Practica ejercicios de estiramientos ( yoga, respiraciones…)
  8. No le des muchas vueltas a las cosas. Pensar mucho no siempre es conveniente.
  9. Comparte momentos con personas que te hagan sentir bien.

Y recuerda, los hábitos deben estar acorde a tu objetivo de salud. Consulta siempre con
tu profesional sanitario si necesitas apoyo. A mí ya sabes que me tienes aquí para ayudarte a sentirte mejor y apoyarte en el proceso.

¿Qué hábitos de tu día a día te hacen sentir mejor?

Actitudes que mejoran tu bienestar mental

A veces hay pequeños gestos que lo cambian todo.

Y algo que empiezas a hacer sin mucha convicción se convierte en imprescindible.

Eso es lo que me pasó con el pequeño ejercicio que te traigo. Porque sentirte mejor mentalmente es más sencillo de lo que crees.


Te animo a empezar hoy mismo.

¿Conocías este pequeño ejercicio?

Y antes de terminar me gustaría compartirte algo con lo que trabajo siempre: los objetivos de salud.

Para dejar de preocuparte y sentir que «No me siento bien conmigo misma» tener objetivos de salud será la mejor decisión.

La importancia de tener OBJETIVOS DE SALUD para sentirte mejor contigo misma

Un objetivo de salud es aquello concreto que queremos conseguir, lo que deseamos o
debemos hacer para mejorar nuestra salud.

Ejercicio para deifinir tu objetivo de salud en 5 pasos:

  • Piensa en que quieres o que necesitas para tu salud que depenga de ti
    1. Ej. comer sano
  • Tiene que ser especifico
    • Ej. comer verduras y frutas
  • Tiene que ser realista
    • Ej. comer verduras de temporada crudas y hervidas
  • Que se pueda medir
    • Ej. comer un plato de verdura
  • En qué tiempo
    • Ej. cada día a partir de la proxima semana

Razones por las que fracasamos con nuestros objetivos de salud

  • No sabes qué es lo más adecuado para ti
  • El objetivo no se adapta a tus circunstancias vitales 
  • No sabes exactamente que ni como
  • No te pones un tiempo para conseguirlo ni cuando empiezas ni en que frecuencia
  • Puede que no tengas las herramientas ni la ayuda  para conseguirlo
  • El objetivo es demasiado ambicioso
  • Implica demasiados cambios o renuncias
  • No estas bien anímicamente

Espero que con toda la información de este post puedas dejar de buscar información sobre «No me siento bien conmigo misma» y así mejorar tu salud y bienestar.

De todas maneras puedes contar con mi ayuda si lo necesitas. Solo debes ponerte en contacto conmigo aquí.


Te animo a realizar el barómetro del autocuidado, el test que he diseñado para ti.

Comparte

Interacciones con los lectores

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *